¡Revolución o esclavitud!,- dices (4ª parte)

Quizá si tras F. Franco; A. Navarro; A. Suárez, C. Sotelo y sobre todo, ése sabio cínico, mofletudo, falso y venenoso llamado F. González y su lugarteniente; no nos hubiéramos “auto-engañados” todos los españoles, voluntariamente con una zanahoria colgando en la punta de un palo, creyéndonos “súper personas honradas”, ahora estaríamos robando todos sin escondernos y tan a gusto. A lo mejor no tanto, pero sí más repartidamente.

Porque ahora se sabe que el modelo de gobierno que se aplica en España, ajustado al molde de la democracia europea, no pega ni con cola de conejo, con nuestra sustancia hispánica de toda la vida, (celtíberos en otro tiempo). Ahora se empieza a constatar esa obviedad y ha resultado tan absurdo el intento de instalar esa democracia en España, como lo es querer hacerla cumplir en Afghanistán.

En el país asiático jamás cristalizará por razones obvias salvo que el gendarme de occidente y su cohorte de meapilas, creyéndose propietarios del derecho universal, elimine a la totalidad del pueblo afghano; no sería la primera vez que lo intentara, ni en ese país ni en otros muchos. Pretenderlo en España ha dado como resultado el “desmierde”, con perdón, generalizado de todo tipo que nos cubre ahora por entero desde más arriba de la cabeza hasta más abajo de los pies. (Cosa que conviene recordar no es exclusiva del gobierno de M. Rajoy, ni mucho menos).

Así que dada esa incontrovertible realidad quizá hubiera sido más acertado adaptar “el modelo democrático” a la idiosincrasia salerosa del carácter español. Si es que tal proposición pudiera entrar dentro de lo imaginablemente posible. Y creemos que sí, porque otras cosas más difíciles de imaginar se cumplen cada día entre nosotros.

2 pensamientos en “¡Revolución o esclavitud!,- dices (4ª parte)

  1. Totalmente de acuerdo, aunque viviendo en el pais de la jarana y la pandereta, vete tu a saber lo que saldría, pero al menos nadie se engañaría, excepto aquel que quisiese vivir en la inopia.

  2. Sin duda alguna la falta de profesionalidad de los políticos, que han gobernado nuestro país en los últimos años y lo siguen gobernando, está dejando de lado aspectos tan relevantes en el ser humano, empezando por el estado de derecho.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s